Codo de Tenista

Iniciado por jafl, 10 de Marzo de 2006, 17:45

Tema anterior - Siguiente tema

0 Miembros y 1 Visitante están viendo este tema.

jafl

El dolor que impide sujetar una taza

Si le molesta el brazo al usar el ratón, la raqueta o el palo de golf, puede sufrir esta lesión. Aprenda a combatirla.


   
   
Si le molesta el brazo al usar el ratón, la raqueta o el palo de golf, puede sufrir esta lesión. Aprenda a combatirla.

Hombres de 60 años. Mujeres de 30. Jóvenes de 20. El hombre practica ciclismo. La mujer es secretaria-administrativa y en su jornada laboral intensa alterna el teclado con el ratón. Lleva cinco meses de baja y sufre en la rehabilitación. El más joven, estudiante, procura relajarse de los exámenes jugando al tenis, paddle y golf. A los tres les une el dolor que sienten cuando flexionan el codo, lo que los lleva al traumatólogo, que diagnostica una epicondilitis, secundaria a un sobreesfuerzo por extensión de la muñeca.

Pero ¿qué es la epicondilitis? Seguramente habrá oído hablar en alguna ocasión del codo de tenista. Bien, pues según explica el doctor Manuel J. Rodríguez, jefe de la Unidad de Dolor del hospital Carlos Haya de Málaga, el dolor es secundario a una inflamación del epicóndilo del codo y no se circunscribe sólo a quien practica tenis, sino que puede afectar a jugadores de golf y béisbol o a nadadores, y puede darse en cualquier actividad que ponga los compartimentos medial o lateral del codo bajo esfuerzos repetitivos similares (martillear, uso de destornilladores, incluso se da en pescadores, violinistas o asiduos al trabajo de ordenador, etc.).

En la mejoría del paciente va a influir una serie de factores, como son: reposo de la articulación, antiinflamatorios y las infiltraciones con corticoides, que ayudan a bajar la inflamación con la consiguiente desaparición del dolor. Éstas son las claves para descubrir esta lesión a tiempo:

# Dónde se produce. De forma general, en toda epicondilitis se nota dolor al sujetar objetos y cuando se presiona el codo en los puntos donde se insertan los tendones, y también falta de fuerza en el antebrazo. La inflamación se localiza en el borde externo del codo, en la inserción de los músculos encargados de producir la extensión de la muñeca.

# Qué la causa. Cualquier actividad que ponga un esfuerzo repetitivo en la parte central o lateral del codo puede provocar esta molestia. Es decir cualquier tipo de práctica laboral o deportiva que obliga a extender repetida y forzadamente la muñeca y que lleva a una sobrecarga de los músculos encargados de realizar dicho movimiento, con la consiguiente lesión de los mismos. Ocurre con más frecuencia en personas con los músculos del hombro y la muñeca muy débiles y en quienes utilizan al hacer deporte técnicas incorrectas. También pueden desencadenar el dolor movimientos tales como los realizados al utilizar un destornillador.

# Cómo evoluciona. El fuerte dolor, que es el principal síntoma, no se presenta a unas edades determinadas, pero, paulatinamente, se hace más intenso, hasta el punto de resultar imposible girar un picaporte, sostener una taza o verter el líquido de una jarra o botella.

# Cómo se cura. Con reposo, antiinflamatorios y rehabilitación. Este último tratamiento tiene éxito, pero conviene esperar a que el dolor haya cedido o sea mínimo antes de empezar con él. En general, cuanto más tiempo dure el dolor, más largo va a ser el periodo de recuperación completa. Para ello, hay quienes acuden a la acupuntura y al masajista, cuando el especialista indicado es el traumatólogo, quien, en casos rebeldes, sugiere infiltraciones que ayudan a bajar la inflamación y, por consiguiente, el dolor. En algunas personas puede darse una curación espontánea un año o año y medio después de producida la lesión.

Lola Fernández


http://www.xlsemanal.com/web/articulo.php?id=5177&id_edicion=807